Biocombustible, malestar en Córdoba por decisión de Lopetegui

En Córdoba operan tres de las plantas más importantes de producción de biocombustibles, a partir de maíz. Además, existen múltiples proyectos de menor escala

El ministro de Agricultura cordobés, Sergio Busso, expresó ayer su malestar por la decisión de la Casa Rosada de no avanzar con una medida clave para el sector de los biocombustibles y advirtió que “no es una buena noticia”.

En diálogo con medios locales, Busso lamentó que la Secretaría de Energía de la Nación, que conduce Gustavo Lopetegui, finalmente decidió no aumentar los cortes de biocombustibles para las naftas.

“Nosotros teníamos una expectativa, porque Córdoba es la primera productora de maíz y vamos a tener una cosecha importante este año”, detalló el funcionario.

Busso consideró que no fue “una buena noticia” la que se conoció al término del encuentro que el miércoles mantuvo Lopetegui con representantes de la Federación de Expendedores de Combustibles (Fecac).

Según supo este diario, en ese encuentro, el secretario de Energía descartó la posibilidad de aplicar un nuevo corte en los biocombustibles, como había informado el exsecretario Javier Iguacel meses atrás. Por lo tanto, los cortes siguen en 10 por ciento para diésel y 12 por ciento para naftas.

En Córdoba operan tres de las plantas más importantes de producción de biocombustibles, a partir de maíz. Además, existen múltiples proyectos de menor escala.

“No es una buena noticia porque veníamos trabajando, precisamente con todas las cámaras de Córdoba, de Tucumán y de otras provincias que producen etanol, para tratar de avanzar en una modificación de los límites de corte”, amplió Busso.

El ministro cordobés amplió sus críticas al señalar que la decisión de Energía marca un “camino distinto” a las conversaciones que se llevaron adelante con los referentes del sector el año pasado.

“No encontramos absolutamente ninguna explicación más o menos seria en este sentido. No hay ninguna explicación sobre por qué no se hace”, aseguró.

Por La Voz