Cinco kms de cola para cruzar a Paraguay

Van de Misiones a Encarnación. Los argentinos buscan ropa, celulares, tablets y cargan nafta más barata

El repunte que tuvo el valor del dólar en los últimos días no alcanzó para frenar el éxodo de miles de compradores argentinos hacia la ciudad paraguaya de Encarnación. Desde el fin de semana, las filas para salir del país por el puente “San Roque González de Santa Cruz” superan los cinco kilómetros y trasponer el límite internacional puede llevar hasta tres horas.

El notable incremento en la cantidad de vehículos se debe principalmente al inicio de las vacaciones de invierno en varias provincias del nordeste. Los argentinos van en busca de ropas, celulares, tablets y neumáticos, que se comercializan en el vecino país a precios sensiblemente inferiores.

También aprovechan para llenar los tanques, ya que con el último incremento en los precios de los combustibles se puede ahorrar casi cinco pesos por litro si se compara con los valores que exhiben los surtidores de Posadas. La diferencia es aún mayor con el resto de la provincia, ya que la rebaja del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) rige sólo para la capital de Misiones.

A la salida de miles de compradores en sus vehículos particulares se debe sumar diariamente el arribo de unos 50 ómnibus charter con compradores de Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y Santiago del Estero, entre otras provincias del Norte.

El mes pasado, en su visita a Misiones, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne le quitó dramatismo a las asimetrías fronterizas al atribuirlas a “cuestiones coyunturales”. Descartó aplicar beneficios fiscales para zonas de frontera más afectadas por la fuga de compradores y propuso trabajar en un sistema tributario que reduzca costos y mejorar los controles aduaneros.

El masivo cruce del compradores hacia Encarnación parece un eco, aunque lejano, de la situación vivida ayer en un supermercado de La Plata, donde se produjo una carrera desesperada por comprar alimentos en supermercados e hipermercados, donde se registraron largas filas de clientes desde la madrugada que buscaban aprovechar un descuento del 50% que otorgaba el Banco Provincia para las compras realizadas tarjetas de débito y crédito de esa entidad.

Por Ernesto Azarkevich
Clarín