Crece la red de plantas regasificadoras

En los próximos meses entrarán en funcionamiento cinco nuevas instalaciones en Neuquén. Están destinadas a ampliar la demanda y abastecer a tres parajes del norte de la provincia. En conjunto tendrán capacidad para procesar 322 metros cúbicos de

Un poco más de 100 millones de pesos son los que se están invirtiendo en la construcción de cinco nuevas plantas regasificadoras de GLP para abastecer la demanda creciente de localidades como Loncopué y Aluminé pero también para que por primera vez el gas natural llegue a los vecinos de tres parajes del norte neuquino.

La inversión se da en un esquema en el que desde Nación se financia el 75% de los trabajos y el 25% restante es aportado por el gobierno provincial a través de la estatal Hidrocarburos del Neuquén S.A. (Hidenesa).

Las obras comenzaron a principios de año y se estima que en dos meses, con el invierno ya avanzado, estarán finalizadas. Es que junto a los trabajos de montaje de las plantas, los municipios y las comisiones de fomento colaboraron en el tendido de las redes de distribución domiciliaria.

En los parajes Varvarco – Invernada Vieja, Los Miches y Manzano Amargo el gas llegará por primer vez a las cerca de 530 familias allí asentadas. En detalle las redes comprenden a 217 familias de Manzano Amargo, 191 usuarios entre Varvarco e Invernada Vieja, y otras 119 casas en Los Miches.

Para el ministro de Energía de la provincia, Alejandro Nicola, “es una inversión muy importante que nos permitirá llegar con un servicio esencial”. A lo que sumó que además se generarán nuevos puestos de trabajo en las plantas.

En el caso de Loncopué y Aluminé las nuevas plantas regasificadoras apuntan a ampliar la capacidad de las actuales instalaciones ante la creciente demanda registrada en los últimos años que llevó en varias ocasiones a la saturación del servicio.

Estas localidades afrontan una compleja situación dado que ante temporales de frío y nieve, típicos del invierno en la zona, los picos de consumo ponían en jaque el servicio el cual además se resentía ante las posibles demoras en la llegada de los camiones con el GLP por el mal tiempo.

Las plantas en construcción se abastecen a través del gas licuado de petróleo que reciben en camiones. En sus instalaciones el GLP se regasifica para ser inyectado a las redes domiciliarias ya que se trata de localidades alejadas de los gasoductos principales del servicio.

En el caso de Aluminé y Loncopué la ampliación de las plantas existentes permitirá sumar el procesamiento de otros 98 metros cúbicos en cada caso, lo que demandará una inversión de poco más de 30 millones de pesos por cada una.

En Los Miches los trabajos incluyeron además el tendido de 3.700 metros de cañerías para la conexión de los vecinos a la planta de 42 metros cúbicos.

Esta planta es similar a las que se montan en Manzano Amargo y en Varvarco-Invernada Vieja con costos que van desde los 14 a los 16 millones de pesos en cada caso.

Con estas nuevas plantas, Hidenesa estará llegando con el servicio de subdistribución de gas a 25 localidades del interior provincial en las que por su ubicación y escasa población la empresa Camuzzi no apuesta al tendido de su servicio.

Hasta el año pasado Hidenesa contaba con cerca de 8.000 usuarios y un aprovisionamiento cercano a las 24.000 toneladas anuales.

En números
104 millones de pesos es la inversión que los gobiernos nacional y neuquino destinan a la construcción de las plantas.
2 meses es el plazo en el que se estima que los trabajos estarán finalizados.
524 son las familias que por primera vez contarán con el servicio de gas natural. Se sumarán a los 8.000 usuarios que ya tiene Hidenesa.

Río Negro