En el Congreso proponen “desatar” los combustibles del valor del dólar

Desde el Bloque Federal, exigen reglas claras en materia de precios de los hidrocarburos y advierten que el Estado no va a cumplir con el régimen de control cambiario que establecía una franja flotante de entre 34 y 44 pesos para la moneda norteamericana.

El Diputado Nacional por Córdoba Juan Fernando Brügge, mostró su oposición con el concepto oficialista que habla de que se llegó al punto de equilibrio en materia de precios de las naftas y el gasoil y aseveró que el mercado continúa en una situación de descontrol.

Justificó su crítica en que según su opinión, “seguimos sin reglas claras en el manejo de la economía relacionada con los combustibles y su impacto en la actividad productiva interna, por lo que, mientras el dólar siga influyendo en el precio al surtidor, siempre habrá un desfasaje perjudicial para el consumidor”.

Se manifestó además defensor de la apertura a nuevos actores dentro de la provisión de combustibles y dijo que “todavía el país está a merced de la competencia desleal de las mismas compañías petroleras que son las responsables de formar el precio”.

Con estas condiciones, el diputado de la Democracia Cristiana, afirmó que los ciudadanos de los lugares más recónditos del interior del país, seguirán pagando injustamente por el litro de nafta mucho más que los de las grandes capitales.

En ese sentido, instó a sus colegas del Poder Legislativo a prestar especial atención al Dólar Futuro que algunas consultoras ya lo ubican por encima de los 50 pesos para mediados del año que viene y por ende, “no se estaría cumpliendo la disposición del Banco Central de un máximo de 44 pesos, como se pautó con el FMI”, expresó.

Por ello, estimó conveniente, por lo menos, de manera provisoria, “acordar claramente hasta que se estabilice la economía, que la variable del tipo de cambio no forme parte de la ecuación de precios de las naftas”.

PRESENTE Y FUTURO DE LAS ESTACIONES DE SERVICIO

Brügge, quien sigue diariamente el acontecer del sector de venta minorista de combustibles, explicó también, que “la única manera de poder sacar mejores beneficios a la hora de negocias con las partes más poderosas del ambiente petrolero, pasa por el asociativismo”.

En ese aspecto, llamó a los dirigentes de las Cámaras a unirse más allá de las diferencias y plantear objetivos comunes que le permitan el empoderamiento en sus reclamos y muy especialmente a la hora de defender a los expendedores de menor volumen de ventas y estaciones blancas.

 

Fuente: surtidores.com,ar