Estacioneros pampeanos defienden la tarifa patagónica

El empresario pampeano Miguel Ripa afirmó que el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, no tiene facultades para dar marcha atrás con la exención impositiva que beneficia a La Pampa y al resto de las provincias patagónicas.

“Hay una ley nacional emanada del Congreso que permite a las estaciones de servicio que están dentro de la zona patagónica vender combustible sin ITC (Impuesto a la Transferencia de Combustibles), es decir, a un precio diferenciado. Hay una ley que fija que la provincia de La Pampa tiene el beneficio de la quita del ITC, que en las naftas es del 20% y en los gasoil del 10% y permite tener una diferencia justificada en los precios. Si se quisiera modificar esto, se necesita otra ley del Congreso”, aclaró Miguel Ripa, ante la ofensiva de estacioneros de Bahía Blanca contra el precio diferencial de combustibles en la Patagonia y la Pampa.

Respecto a sus pares de Bahía Blanca y la zona de influencia, que aseguran que están siendo perjudicados por el precio más barato de las naftas en La Pampa y el partido bonaerense de Carmen de Patagones, Ripa aseguró que, por más que quieran modificar la Ley o ir a hablar con el ministro, éste no tiene facultades para tomar una medida de ese tipo. En cambio, aseguró que la alternativa sería que las petroleras les cambien algunas condiciones a las estaciones limítrofes con la zona patagónica. “Mucho más no se puede, es una cuestión comercial”, sostuvo.

“Combo”.
El empresario santarroseño, directivo de la Cámara de Expendedores de Combustibles de La Pampa, opinó que la diferencia del precio del gasoil de La Pampa con el del resto del país es insignificante. “Gasoil barato en el país hay millones de litros y eso es lo que está impactando muy fuerte en las estaciones de servicio. Es significativo el ingreso de gasoil importado que entró al país y está compitiendo muy fuerte con el gasoil de las estaciones de servicio argentinas, eso está perjudicando a las que tienen ITC y a las que no”, afirmó.

“Lo que ocurre es que hay un combo que está pegando con dureza para las estaciones de servicio que limitan con la zona patagónica: provincias con el precio mas barato al lado, caída en el consumo en el país y gasoil más barato que está ingresando desde afuera. Esto es así, no es solo que los pampeanos tienen una diferencia de precios. Es todo un combo”, afirmó.

En declaraciones al diario La Nueva Provincia, el presidente de la Cámara de Estacioneros de Bahía Blanca, Mario Parigiani, afirmó que existía un tráfico ilegal de combustible sin ITC hacia Buenos Aires y Córdoba. “Este hombre, si pertenece a la Cámara de Bahía Blanca, tiene los medios para denunciarlo, puede levantar el teléfono y decir que fulano, mengano y sultano están vendiendo combustible en negro”, manifestó.

“Trazado”.
Ripa explicó que, ante una denuncia de ese tipo, la Secretaría de Energía de la Nación posee los mecanismos para cerrar las bocas de expendio ilegal. Explicó que es fácil constatar si el combustible que se comercializa ilegalmente procede de La Pampa o no. “El combustible de nuestra provincia está trazado. Lleva un producto dentro del combustible que denuncia su origen. Con una gota sobre un reactivo, se puede ver si tiene o no ITC. Es algo muy sencillo”, afirmó.

Ripa consideró que la caída en las ventas de gasoil, por la merma en la actividad comercial y productiva, es lo que está afectando a las estaciones de servicio.

La Arena