Estiman una producción récord de biocombustibles

Se elaborarán 2,8 millones de toneladas de biodiésel y 900.000 metros cúbicos de etanol

La producción de biocombustibles con aceites vegetales (principalmente de soja) o procesados a partir del maíz y caña de azúcar, registró un importante aumento de 38,7% (totaliza 352.235 toneladas) en el primer bimestre de 2017, de acuerdo con cifras del Ministerio de Energía y Minería. Así, este sector perfila un nuevo año récord ligado, básicamente, a la mayor cosecha de granos.

Las empresas y cámaras del sector confían en el repunte de la economía local y en la próxima reapertura del mercado europeo a las exportaciones argentinas, como factores compensadores del freno en las ventas de biodiésel a Estados Unidos.

Los volúmenes destinados al mercado interno en enero-febrero justifican las expectativas favorables de los empresarios del área: para el biodiésel el aumento en las ventas fue de 67% frente al mismo lapso de 2016. El incremento en el bimestre -que se añade a la suba de casi 47% experimentada durante el año pasado- se sustentó principalmente en la obligación de corte del gasoil establecido en 10%.

En los Ministerios de Energía y Minería, Agroindustria, Producción y Transporte trabajan desde hace meses para lograr consensos que eleven aún en mayores magnitudes los porcentajes de mezcla con combustibles fósiles, y los más optimistas creen que sería posible llegar hasta 20% en los próximos años.

La proyección del bioetanol, en ese caso, sería aún superior a la reciente: luego del salto en la producción de 9,1% a lo largo de 2016, en el primer bimestre el volumen producido en base a maíz creció algo menos de 6% interanual, pero el elaborado a partir de caña de azúcar aumentó casi 58%.

Si bien el interés de los productores de biocombustibles todavía no coincide plenamente con el de las refinerías de hidrocarburos y los fabricantes de automotores, se cree que un hito próximo en la materia se produciría a partir del impulso a su uso en las flotas de transporte público en ciudades de alta densidad del interior del país.

En forma concluyente, a fines de abril la fábrica de camiones Scania Argentina informó que concluyó “exitosamente”, junto con la empresa de servicios urbanos Cliba, la prueba del primer camión recolector de residuos impulsado en un 100% con biodiésel, con una importante reducción de gases de efecto invernadero.

Además de las perspectivas internas, el sector de biocombustibles se beneficiará con la reanudación, en tres meses más, de la exportación a la Unión Europea (UE), luego de que ese grupo de países se adecue a lo dispuesto por la Organización Mundial del Comercio (OMC), al determinar que la producción local no se enviaba aplicando dumping.
Pese a las malas noticias provenientes de Estados Unidos y a la espera de los datos del primer trimestre, que el Indec difundirá a fin de este mes, los empresarios y funcionarios del área manejan datos preliminares según los cuales la producción de bioetanol superaría ampliamente este año los 900.000 metros cúbicos, mientras lo esperado para el biodiésel no baja de los 2,8 millones de toneladas.

Se amplía un ingenio azucarero
El ingenio Ledesma, ubicado en Libertador General San Martín, Jujuy, comenzará la semana próxima una nueva zafra con una novedad: invertirá U$$ 2,5 millones para ampliar su planta de bioetanol.

“Arrancamos con un stock razonable (similar a un mes de consumo) y venimos de un año con precios muy buenos ”, destacó Eduardo Nougués, director de Asuntos Institucionales y Legales de Ledesma a Clarín Rural.

Ledesma es uno de los 20 ingenios que hay en la Argentina: 15 están situados en Tucumán, 2 en Salta y 3 en Jujuy. En total, muelen 23 millones de toneladas aproximadamente. Y la empresa jujeña es el de mayor molienda.

El objetivo de la empresa es moler este año 4 millones en la que se divide 3,4 millones de producción propia (siembra 40.000 hectáreas) y las otras 600.000 que provendrán de caña de terceros.

En este sentido, en el ejercicio 2016/17 Ledesma produjo 97 millones de litros (97.000 metros cúbicos) de bioetanol y este año invertirán U$S 2,5 millones para ampliar la capacidad de la planta de bioetanol y así alcanzar en el ejercicio 2017/18 los 105 millones de litros.

Vaca Muerta
La empresa Andes Energía, con sede en Londres, y asociada con YPF para explorar y explotar pozos petroleros en Mendoza, se sumó a las compañías que apuestan a sacar partido de los yacimientos de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, Neuquén. “En 2017 Andes planea invertir US$ 40 millones de dólares en diversas actividades de perforación en Vaca Muerta”, consignó la agencia calificadora de riesgo Fix (filial de FirstRatings) en su último informe de actualización sobre la firma, conocido esta semana.

El Litoral