Expendedores analizan un paro si no mejora la rentabilidad del sector

Desde el rubro de los combustibles esperan que las petroleras aumenten esta semana las comisiones. De lo contrario, activarían un lock out patronal en todo el país. En tanto, las firmas expresaron su preocupación por la imposibilidad de negociar salarios con los trabajadores y problemas frecuentes de abastecimiento

Los empresarios del rubro de los combustibles se encuentran en alerta y preocupados por la situación económica del sector a nivel nacional y buscan alternativas para mejorar la rentabilidad. En este marco, expresaron la posibilidad concreta de llevar adelante una medida de fuerza para mostrar su descontento.

Los empresarios buscan de esta manera una alternativa de reclamo y la posibilidad de un “lock out” patronal toma fuerza. En este sentido, el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), Carlos Gold expresó que “estamos analizando seriamente la posibilidad de concretar una medida de fuerza”.

La inciativa surge de la inquietud de muchos empresarios del rubro que se reunieron en Mendoza el viernes pasado para tratar la problemática del sector.
Los propietarios de estaciones de servicio piden, entre otras cuestiones, el aumento de las comisiones que reciben por el combustible que comercializan. El bajo porcentaje de ganancias se suma al incremento de los insumos, la negociación salarial con los empleados del sector y la baja en el precio de venta que aseguran que complica la actividad.

En este sentido, desde Cecha lamentaron la falta de respuestas de las compañías petroleras ante este pedido que se gestiona desde hace tiempo. En esta ocasión, aseguran que esperarán una solución durante algunos días y luego comenzarán con las medidas de fuerza.
En este sentido, Carlos Gold indicó que “esta semana es definitoria, quedaron en contestar antes de fin de mes y esa será nuestra fecha límite”, sentenció. Además, la situación que estiman más urgente de resolver es la de las estaciones de servicio de bandera YPF que tienen los márgenes de ganancia más acotados.

Asimismo, el presidente de Cecha expresó que “el sector se encuentra inmerso en un esquema en el cual los combustibles bajan de precio y los costos aumentan, por eso el estacionero no puede afrontar esta realidad si las empresas no aumentan las comisiones”. Además, el empresario correntino comentó que “la situación es preocupante en todo el país y sin distinción de banderas”.

La Cámara de Estaciones de Servicio y Empresarios del Combustible (Cescor), se había reunido hace pocas semanas para discutir las dificultades del sector a nivel local. En esa ocasión, desde la entidad expresaron la posibilidad de cobrar el servicio de playa como se hacía hace varios años, es decir, un valor extra por cada litro de nafta vendido. “El valor sería entre $0,50 y $1”, había expresado Carlos Gold al respecto.

Esta iniciativa tiene un importante apoyo por parte de los estacioneros y forma parte de una de las posibles medidas que puedan implementar en caso de no tener una respuesta positiva por parte de las petroleras.

Los empresarios esperaban que, tras el aumento del 8% en las naftas que se dio en enero, el Gobierno nacional habilite un nuevo incremento en abril. Sin embargo, desde el Ministerio de Energía anunciaron una disminución en los precios. A nivel local, las naftas se mantuvieron sin modificaciones mientras que el gasoil disminuyó entre $0,45 y $0,55.

Estas modificaciones generaron sorpresa en los estacioneros que esperaban un leve aumento para mejorar su situación. En tanto, por un acuerdo entre la Nación y las petroleras los precios no podrán ser cambiados al menos hasta comienzos de julio.

Empleados

La discusión salarial con los playeros de la estaciones de servicio están, ante esta situación, en el centro de la escena. Desde el sector empresarial aseguran que será muy difícil negociar incrementos de los sueldos en esta situación.
En este sentido, el secretario de Cecha, Oscar Díaz expresó que “hay que tener en cuenta que el año pasado el aumento acordado fue superior al porcentaje de inflación”, y sentenció: “El sector no está en condiciones de otorgar mejoras, a duras penas puede sostenerse con los salarios actuales”. “Si no hay una mejora en los márgenes de comercialización no va a ser posible ningún tipo de aumento”, insistió Díaz.

Abastecimiento

Desde el sector empresarial de las estaciones de servicio expresaron también su preocupación por ciertas dificultades de abastecimiento que tuvieron la última semana.
Al respecto, Díaz dijo que “algunas empresas petroleras no abastecieron en de forma regular y eso está provocando importantes pérdidas”.

Además, el contrato de exclusividad prohíbe a las gasolineras aprovisionarse de combustibles de otras empresas por lo que se  produce una merma en la oferta de naftas y gasoil. Ante esta situación adelantaron también que tomarán medidas en el corto plazo si la denunciando las irregularidades ante las autoridades de contralor.

El Litoral