Impulsan iniciativa para modificar el reparto del impuesto a los combustibles

Hay en juego miles de millones de pesos extra que quedan hoy en manos del tesoro nacional. La iniciativa plantea una nueva distribución del impuesto a las naftas y al gasoil

Con el supuesto objetivo de mantener obras viales, desde Buenos Aires comenzaron a mirar de reojo y con cariño una iniciativa para modificar la repartija de los impuestos a los combustibles. La finalidad real es que las provincias puedan incrementar sus arcas, y lo curioso es que el proyecto está desde el año pasado en el Congreso y fue presentado por diputados cristinistas.

La iniciativa, en realidad, se inició con el impulso del Consejo Vial Federal y de la Federación Argentina de Trabajadores Viales, que días atrás presentaron un nuevo proyecto. Sin embargo, el esqueleto del texto tiene similitudes con el firmado el año pasado en Diputados por siete legisladores del Frente para la Victoria, entre los que se encuentra el ultrakirchnerista Juan Manuel Pedrini (Chaco).

El proyecto de ley que quiere el consejo y la federación busca modificar lo percibido por la totalidad de las vialidades provinciales en concepto de coparticipación del Impuesto a los Combustibles, “dado que al día de hoy se recibe un 5,85% del total, monto que debe ser dividido a su vez en 23 distritos, lo que impide dar respuesta a la demanda de los usuarios”.

Desde Buenos Aires, el presidente de la Cámara de Diputados local y hombre de confianza de María Eugenia Vidal, Manuel Mosca (PRO), delegó en el titular de la comisión de Obras Públicas, César “Tuta” Torres -un leal de Jorge Macri-, el guiño para que se comunicara con sectores de vialidad provincial, nacional y que incluso empujara el proyecto en el Congreso, por lo que en los próximos días buscarán juntarse con el titular de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina, también del PRO.

La iniciativa en cuestión -que no tiene número de expediente, a diferencia de la de los legisladores cristinistas- impone dos grandes cambios: la variación progresiva del impuesto al gasoil, restándole la mitad del total que en la actualidad llega al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones; y el giro gradual de la distribución secundaria de esos fondos entre el Tesoro Nacional (del 29% actual quedaría en 0%), el Fondo Nacional de la Vivienda (no viraría y seguiría en 42%), y las provincias (del 29% actual pasaría al 58%).

El nuevo esquema que se propone no es menor. Por caso, los impulsores aseguraron a este diario que Buenos Aires pasaría a recibir varios miles de millones de pesos extra. La contracara es que del otro lado tendrá los intereses del Tesoro Nacional, es decir, de Casa Rosada.

Desde el consejo vial y la federación fundamentan que es necesario y un “compromiso insustituible el mantenimiento y la conservación de aproximadamente 220.000 kilómetros de la Red Provincial de Caminos, a lo que hay que sumar más de 350.000 kilómetros de la Red de Caminos Rurales que aún faltan inventariar y que a la fecha no se resuelven por falta de recursos, más allá de los esfuerzos económicos de los Estados provinciales”.

Por Mariano Casal
Ambito Financiero