La Nafta Común desapareció oficialmente de los surtidores argentinos

Si bien resistía en algunas Estaciones de Servicio ubicadas en las provincias del Noroeste, en abril ya no se distribuyó ni un litro de este producto que supo ser uno de los preferidos por los automovilistas en la década del 80.

Por Surtidores

Ya no hay vuelta atrás, la Nafta Común  -o Normal como la llamaban aleatoriamente- desapareció oficialmente de los surtidores argentinos. Así lo indica un reciente informe del Ministerio de Energía de la Nación, el cual revela que en abril no se distribuyó al público ni un solo litro de este producto que supo ser uno de los preferidos por los automovilistas en la década del 80.

El principio del fin ocurrió hace ya algunos años, más precisamente en 2011, cuando YPF informó que, basada en la evolución tecnológica de los motores, dejaba de ofrecerla para enfocarse en la súper y la Premium.

De a poco el resto de las empresas se sumó a la decisión de la petrolera líder, a excepción de Shell y Refinor, que continuaron volcando pocos litros al mercado hasta el mes de marzo. La distribución se orientó al canal industrial y hacia algunas pocas bocas de expendio, especialmente en aquellas regiones que no cuentan con la alternativa del GNC.

Los sucesivos aumentos de precio que se originaron el año pasado provocaron incluso un reverdecer fugaz en las provincias del Noroeste, que no obstante fue apagándose con el correr de los meses cuando la demanda comenzó a estabilizarse.

De este modo Argentina se alinea con las especificaciones técnicas de la mayoría de los países vecinos ya que ninguno de la región la cuenta entre su oferta de productos, a excepción de Perú, Ecuador y Venezuela que aun siguen despachándola.

En general en muchas de las naciones de Latinoamérica se ofrece como Súper combustibles que no alcanzan los 90 octanos, mientras que acá excede los 95. Inclusive califican como Premium los hidrocarburos de 91, tal el caso de Estados Unidos o México, en tanto que en nuestro país la nafta de máxima calidad cuenta con 97 octanos o más.