Multaron a YPF por el derrame de petróleo en Malargüe

Irrigación le aplicó una sanción de $500 mil e intimó a la petrolera a realizar obras de prevención y mitigación. Dicen que el derrame fue mayor al informado

El Departamento General de Irrigación multó en medio millón de pesos a la petrolera YPF por el derrame de petróleo que se produjo en una batería del yacimiento Cañadón Amarillo. La multa es porque el derrame afectó a un cauce aluvional, pero según el DGI el lugar no contaba con las medidas de protección necesarias.

Además de la multa económica, emplazó a la empresa a ejecutar obras en el lugar. En la inspección realizada por Irrigación, se detectó, según el comunicado oficial, que el derrame fue mayor a lo informado. El superintendente de Irrigación Sergio Marinelli firmó la resolución 897 imponiendo la multa. Esa norma establece que “al momento del hecho no contaba con las infraestructuras de contención necesarias” y que “el volumen derramado fue mayor al efectivamente declarado y que el hidrocarburo alcanzó en su desplazamiento las bases de un cauce aluvional”.

El derrame se produjo el 23 de junio. Al parecer un generador eléctrico quedó fuera de servicio por el viento y de desbordó un tanque de almacenamiento. Como no funcionaron los mecanismos de prevención y alerta, el petróleo se derramó. Desde la Secretaría de Ambiente cuestionaron en ese momento a YPF porque no siguió el protocolo establecido, pues no informaron del incidente a tiempo. Por eso se inició un expediente para sancionar por esa vía a la empresa. En principio se había informado que el derrame era de 13 mil litros de petróleo.

En paralelo Irrigación también realizó inspecciones y ahora aplica la multa, que puede ser apelada. “Aplíquese una multa de $500.000 a la firma Y.P.F S.A., por contaminación manifiesta, artículo 35 inciso a y artículo 50, inciso b, de la Resolución Número 778/96 del H.T.A, conforme a los informes técnicos y legales precedentes y atento a la magnitud y el área afectada por el derrame en el Yacimiento Cañadón Amarillo, departamento de Malargüe”, dice la resolución. “Emplácese al establecimiento a que en un plazo de 3 meses realice las obras de infraestructura adecuadas para contener el volumen total de los tanques elevados, más un plus del 10% del volumen total de los tanques, y a impermeabilizar el piso de los taludes perimetrales y el cargadero de camiones”, agrega.

El 10 días la petrolera debe presentar un plan de trabajo para cumplir con esa resolución.

El incidente se produjo en Cañadón Amarillo. Según se cree, el viento hizo saltar un generador y todos los mecanismos de seguridad fallaron. Por eso el enorme tanque donde se acumula el petróleo se desbordó y derramó el crudo en el terreno.

MDZOL