Novedoso: menos pozos producen más gas y petróleo

Industria no convencional. Con nuevas técnicas para perforar se logró una mejora sustancial en la productividad

Un reciente informe de una consultora especializada en temas energéticos dio detalles del desempeño del primer trimestre de la actividad y la producción de los yacimientos enclavados en la formación neuquina Vaca Muerta. En trazos gruesos, los resultados del informe indican que con menos actividad hubo mayor caudal de producción tanto de gas como de petróleo. En conclusión, con menos perforaciones se logró extraer una mayor cantidad de hidrocarburos.

“Durante el primer trimestre de 2017 se perforaron en el país 66 pozos en reservorios no convencionales, 24 pozos menos que en el mismo período de 2016. Cayeron tanto la perforación al tight como al shale (15 y 4 pozos menos, respectivamente)”, considera un trabajo de la consultora Hub, a cargo de Roberto Carnicer y Luciano Codeseira, profesores en la diplomatura en la Industria de Petróleo y Gas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Austral.

“Sin embargo, gracias en parte al aumento de la participación de pozos horizontales, la producción de gas no convencional subió en marzo un 26% interanual, mientras que el volumen de petróleo no convencional registró un alza del 40% en el mismo mes”, agrega el informe final del trabajo sobre el desempeño de no convencionales en el primer trimestre.

La clave de la mejora en productividad, según Carnicer y Codeseira, estuvo en la mayor perforación de pozos horizontales, que crecieron en cantidad (a contramano del total) y en proporción, pasando de representar 9% del total perforado a 15%.

“Se vislumbra claramente una curva de aprendizaje importante, ya que los pozos horizontales, con sus largos tramos laterales y mayor cantidad de fracturas, son significativamente más productivos que los verticales. Se ve un síntoma de cambio en la industria”, explicó Codeseira en base a los últimos resultados de la investigación que lleva adelante junto a Carnicer sobre la producción de hidrocarburos.

Los pozos horizontales mejoraron la relación entre los costos y la producción.

Producción de gas

La producción de shale gas (gas de esquisto) alcanzó los 5,65 millones de metros cúbicos en marzo de 2017, lo que representa un 4,6% del total de gas natural producido en el país y un 7,9% del total de la cuenca neuquina. El volumen extraído desde enero hasta marzo implica una mejora del 31% contra el mismo lapso temporal de 2016.

Por otro lado, el tight gas (gas de arenas) llegó a 23,3 millones de metros cúbicos en marzo pasado, equivalentes al 19% del total de gas natural producido en el país y al 32,5% del total de la cuenca neuquina. “El volumen alcanzado implicó una suba del 25% frente a marzo de 2016”, deja constancia el trabajo entregado por Hub a la industria.

En diciembre de 2016, la producción de gas en reservorios no convencionales alcanzaba el 4% del total de la producción y el 7% de la cuenca neuquina. Los datos más recientes revelan un avance de los no convencionales sobre el total en el primer trimestre respecto del periodo inmediato anterior y no sólo en la comparación interanual.

15% de la perforaciones existentes corresponden al método horizontal, que se ha revelado más productivo que el vertical. El crecimiento de este modelo entre el primer trimestre del 2016 y el mismo periodo de este año fue de 6 puntos porcentuales.

7,9% de la producción total de gas de Neuquén se explica por la extracción de no convencionales en Vaca Muerta. Mientras que el volumen extraído en la formación neuquina ya alcanzó el 4,6% de total de producción del país de este fluido.

Producción de petróleo

La producción de petróleo no convencional también fue en ascenso, a contramano de la situación agregada del crudo a nivel nacional, al sumar 195,9 mil metros cúbicos por día (M m3/d), una cifra 40% superior a los 140,4 M m3/d.

Perforaciones

La mejora de la producción no convencional de hidrocarburos se produjo a pesar de una caída de 24% en la cantidad de pozos de gas y petróleo perforados, que cayó de 90 a 66 entre el primer trimestre del año pasado y el de este año.

Si bien la perforación de pozos de ambos hidrocarburos cayó, la mejor situación se dio en el caso del petróleo, que bajó su cantidad de pozos perforados de 25 a 20 (-20%), mientras que las perforaciones de gas pasaron de 65 a 46 (-29%). Respecto del gas, a su vez, fue el tight el que menos perforó (de 53 a 38 o -44%) contra el shale, donde se redujeron 33% los pozos perforados, de 12 a 8.

Baja de costos

El desempeño medido en el primer trimestre en Vaca Muerta es un indicativo para entender la baja en costos de producción que se logró en los yacimientos no convencionales. Por ejemplo, “YPF redujo notablemente su costo desarrollo por pozo en petróleo al pasar en 2015 de los 32 dólares por BOE a los actuales 13 dólares por BOE”, resaltó el gerente ejecutivo de Recursos No Convencionales de la petrolera, Pablo Bizziotto.

En Añelo y alrededores no hay reactivación de mano de obra

Mientras la industria celebra las mejoras en la productividad de los pozos en los reservorios no convencionales, los responsables de dar respuestas a las demandas de trabajo de las comunidades que rodean los yacimientos ruegan que los anuncios de inversiones se traduzcan en demanda laboral. Darío Díaz, intendente de Añelo -puerta de entrada a Vaca Muerta-, lo puso en esos términos en una entrevista radial. “Estamos queriendo arrancar, venimos de una transición de cinco meses del 2017 con poca salida laboral. Estamos esperando que se reactiven algunos proyectos e inversiones que ya están empezando a moverse para ver si podemos descomprimir la ciudad de Añelo con el tema de los desocupados”, sostuvo el jefe comunal, que tiene en su pequeño municipio a un centenar de desocupados, “la mayor cantidad de la historia”, según advirtió.

“La actividad petrolera no ha aumentado, pero es de público conocimiento la cantidad de gestiones que se vienen haciendo y las inversiones que se han anunciado. Hay un trabajo conjunto del sindicato, el gobierno provincial y el nacional para empezar a levantar equipos y que empiecen a trabajar”, se esperanzó el intendente de la localidad.

Además, dijo que está participando en una serie de reuniones con compañías para conseguir puestos para sus desocupados. “Estamos coordinando acciones con Tecpetrol del Grupo Techint para armar un cronograma de incorporaciones de trabajadores desocupados de la UOCRA en las tareas que ellos van a iniciar dentro de su plan de inversiones”, indicó, pero de inmediato reconoció: “Hoy no sólo Añelo está complicado, hay localidades de alrededor que están con iguales o mayores necesidades, por eso esperamos que arranque pronto la actividad y dejemos de estar con conflictos en las rutas”.

Lmneuquen