Oil finalmente podrá acogerse a la moratoria de AFIP

Lo informaron horas antes de que cerrara el plazo. La empresa de Cristóbal López adeuda $ 8.000 millones en impuestos al Estado

El 30 de marzo, a pocas horas de que se cerrara el plazo de la moratoria fiscal, la AFIP le informó a Oil Combustibles, la empresa de Cristóbal López que adeuda $ 8.000 millones en impuestos, que podrá acogerse a ese beneficio. El privilegio había sido denegado en noviembre del año pasado cuando creían que López iba a ser procesado por defraudación a la administración pública por la deuda impositiva.

Además de Oil, también ingresó al régimen de regularización de deuda el Grupo Indalo que pagará unos $ 57 millones por mes. Recién cuando se homologue el concurso de acreedores de Oil, el empresario comenzará a pagar la deuda millonaria que tiene con el Estado esa compañía petrolera. La idea de López es reducir gran parte de la deuda en un solo pago: planea vender activos de la empresa por 280 millones de dólares a un trader suizo.

El cambio de estrategia de la AFIP -que había denunciado en la Justicia federal a López por defraudación al Estado- es llamativo. Pero en parte hace juego con la zigzagueante relación que el Gobierno de Cambiemos mantiene con López. Por un lado la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) está decidida en rescindirle el contrato millonario de la Autopista Riccheri y en paralelo López ganó una obra pública por más de $ 1.600 millones en el Sur. En el Grupo Indalo creen que con el flujo de fondos que reciben más la venta de activos, en menos dos años cancelarán sus deudas y podrían resolver el frente judicial.

En noviembre pasado, la AFIP le había denegado el ingreso a la moratoria porque creía que el juez Julián Ercolini iba a procesar al empresario por “defraudación contra la administración pública”, por la deuda de $ 8.000 millones generada con el fisco durante el último gobierno de Cristina Kirchner, al no pagar el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) y financiar sus empresas con ese dinero.

Pero la causa finalmente pasó al fuero Penal Económico después que Ercolini se declaró incompetente porque consideraba que estaba frente a un fraude fiscal. Con esa decisión judicial, el camino comenzó a allanarse para que el empresario comience a resolver su situación con la AFIP. “López estaba a derecho porque ya había hecho la reserva para ingresar a la moratoria, con la causa en lo penal económico y al no ser procesado no hay impedimento legal para que pueda ingresar”, dijeron desde el Gobierno al explicar el repentino cambio.

Lo que López y su socio Fabián de Sousa buscan con el régimen fiscal para Oil, afirma el matutino Clarín, es en dos años cancelar todo. La ayuda principal, es proporcionada por el trader Suizo Gunvor, interesada en adquirir parte de los activos de Oil Combustibles correspondientes al puerto de San Lorenzo, donde según pudo saberse, pretenden realizar un plan multi propósito que incluiría desde combustible hasta cereales. La venta se cerraría en 280 millones de dólares (unos $ 7.000 millones) destinados a saldar la deuda con la AFIP. Los $ 1.000 millones restantes son los que ingresarían al plan de 60 cuotas que contempla la moratoria.