Por la reforma impositiva, en la Patagonia piden incentivar el GNC para afrontar el aumento de los precios de las naftas

En la legislatura de Santa Cruz, avanza un proyecto para que se fomente la instalación de surtidores de GNC en las Estaciones de Servicio. La Provincia no tiene ese combustible y algunos automóviles circulan en base al GLP adaptado.

El Diputado Provincial Alberto Lozano presentó en la Legislatura el proyecto de resolución Nº 396/18, dirigido al Poder Ejecutivo Provincial, para que a través del Instituto de Energía, arbitre los medios necesarios a efectos de contar en Santa Cruz, con el expendio de gas natural comprimido.

Al respecto, Lozano, comentó a surtidores.com.ar, un dato que llama la atención como ser la inexistencia de Estaciones de Servicio de GNC en el territorio y alentó la posibilidad de que a través este órgano provincial, se implementen proyectos de facilidades para la inversión en la industria del gas automotor.

“Con el cambio de las reglas tributarias, el combustible líquido en el sur perdió la brecha a favor que tenía con respecto al resto del país y era la causa por la cual nunca se desarrolló el GNC en nuestra provincia, pero con los sucesivos aumentos del dólar que impactaron en las naftas, resulta imprescindible establecer reglas de fomento al GNC”, dijo Lozano.

Aseguró que tanto las petroleras como los dueños de los establecimientos, deberían entender que “no significa un gasto sino una inversión que generará además cientos de puestos de trabajo directos e indirectos”, aseveró.

Vale destacar que con los últimos aumentos en la provincia, pasaron de $ 28,11 a $ 29,37 para la nafta super (4,48 por ciento más); de $ 33,53 a $ 35,37 para la nafta premium (5,49 más); de $ 24,44 a $ 25,71 para el diesel (5,2); y de $ 29,30 a $ 30,91 para el diesel premium.

De esta forma, la diferencia con los 13 pesos del m3 de gas, ya supera el 110 por ciento y de acuerdo al entrevistado, el usuario común y quienes trabajan con sus vehículos esperan que se considere esta opción.

En referencia a esta iniciativa el legislador expresó que el uso de este tipo de combustible está ampliamente difundido, “hasta el año 2007 nos ubicábamos primeros en el ranking mundial de vehículos con GNC, llegando a formar parte de más del 21.7 por ciento del total del parque automotor”.

Agregó que su amplia difusión se debe en gran parte a la alta disponibilidad del gas natural como recurso natural en nuestro territorio y los altos precios de los combustibles líquidos.

“Existe un desarrollo local moderadamente alto de tecnología relacionada con la implementación de este tipo de conversiones, ya que los motores de muchos de los automóviles en venta son fabricados para su uso exclusivo con combustibles tradicionales, por lo que la conversión deber realizarse posteriormente a la compra de la unidad”, apuntó el legislador.

Además, Lozano agregó: “Hay que destacar que la instalación de un equipo de GNC en un automóvil trae como ventaja más evidente el gran ahorro en gasto por combustible ya que el gas natural comprimido en nuestro país es mucho más barato que la nafta, la diferencia ronda el 50 por ciento. Otra de las ventajas es que este combustible es más ecológico ya que genera menos gases tóxicos y contribuye menos en el efecto invernadero que la nafta”.