Presentan un sistema que apaga el motor en plena marcha

Lo desarrolló Volkswagen para ahorrar combustible y desconecta el propulsor cada vez que se levanta por completo el pie del acelerador. Una batería adicional permiten que otros elementos sigan funcionando

Volkswagen anunció que la renovación de su mediano Golf incluirá un sistema que apagará el motor al circular por debajo de los 130 km/h para reducir el consumo de combustible. El mediano alemán fue recientemente presentado en Europa y en los próximos meses se empezará a vender en los principales mercado del Viejo Continente.

La búsqueda permanente por reducir el consumo de combustible es uno de los desafíos más grandes que se han fijado las automotrices en el último tiempo. No solo como argumento de venta, sino que también se ven obligados por una cuestión impositiva. En otros países del mundo, el precio final de un vehículo se determina por su eficiencia: a menor consumo de combustible, y por lo tanto menos emisiones contaminantes, más baja será la carga impositiva.

Volkswagen Golf 2017 2

Pero las investigaciones y desarrollos no sólo se concentran en mejorar los motores en sí (nuevos diseños, mejoras en los inyectores, utilización de materiales más livianos), sino que también se aplica a todo lo que involucre movimiento y consumo de energía. Desde mejoras aerodinámica hasta la utilización de sistemas como el Stop&Start (que apaga el motor cuando el vehículo se detiene y vuelve a encenderlo en forma automática para reanudar la marcha), reducir una décima de litro de combustible suma.

Volkswagen fue uno de los grupos en equipar modelos con el sistema de “rueda libre”: al levantar por completo el pie del acelerador en los autos equipados con caja automática, se desacopla completamente el embrague para que el auto tenga menos resistencia al avance y aprovechar la inercia que trae el mismo. Dicho de otro modo, se anula el freno motor; como ir en punto muerto en un vehículo con caja manual. Pero ahora los ingenieros del grupo alemán fueron un paso más allá.

Volkswagen Golf 2017 3

Usando ese mismo principio, propone apagar el motor cada vez que se levante el pie del acelerador y evitar el consumo de combustible que con produce el propulsor regulando (ralentí). Esta opción se encuentra disponible cuando se circula por debajo de los 130 km/h. Es decir, se podrá ir en bajada con el motor apagado. Una vez que se vuelva a apoyar el pie en el acelerador, se encenderá el motor en forma automática.

¿Pero de cuánto es el ahorro de este sistema? Según la marca alemana, se produce un ahorro de hasta 0,4 litro de nafta cada 100 kilómetros, respecto de un Golf equipado con caja manual, y de 0,2 L/100 km para el mismo modelo equipado con caja automática pero solamente con sistema de “rueda libre”.

Volkswagen Golf 2017 4

Más allá del beneficio en el consumo de combustible, que según Volkswagen está demostrado, hay otras cuestiones que involucran al comportamiento que debieron ser resueltas. Si hay algo que nos enseñaron cuando aprendimos a manejar es jamás apagar el motor con el auto en movimiento, simplemente porque todos los sistemas se alimentan de la potencia que genera el propulsor, como las bombas de frenos y de dirección, dejarían de recibir energía. Además, al girar la llave en el tambor, también se activaría el bloqueo de la columna de dirección si giramos el volante.

Para evitar eso, tanto los frenos como la dirección de este Golf cuenta con motores eléctricos que mantienen activas las asistencias. Pero esto produciría una consumo notable de electricidad que una batería convencional de 12V no bastaría. Es por eso que se agregó una segunda batería de iones de litio. Y ambos acumuladores son capaces de recargarse utilizado la fuerza cinética, es decir, en fases de desaceleración.

Volkswagen Golf 2017 5

También tuvieron que trabajar especialmente en el modo en que el motor se vuelve a encender. El comportamiento en curva de cualquier vehículo se modifica por completo si se circula a “rueda libre”, ya que la inercia del vehículo es mucho más grande. Cuando se levanta el pie del acelerador en plena curva o cuando se entra a la misma en punto muerto, el riesgo de hacer un trompo por la transferencia de peso entre ambos ejes.

Es por eso que este sistema tiene en cuenta la velocidad del auto, la aceleración lateral, el ángulo del volante y la posición del acelerador (es decir, cuánta presión se ejerce cuando se vuelve a demandar energía) para volver a poner en marcha el motor. De este modo se evitan brusquedades.

Clarín