Se viene un nuevo aumento de las naftas

Marzo podría comenzar con un aumento de entre el tres por ciento y el cinco por ciento en combustibles, como consecuencia de la suba del dólar que se registró en los últimos días, sumado al incremento del barril del petróleo y a un nivel de inflación que se mantiene alto

La cotización del Brent, el precio del petróleo que se negocia a futuro en Londres y es la referencia para Argentina, tuvo un salto de más de un ocho por ciento desde que comenzó febrero, ya que pasó de los 61 dólares por barril a más de 66 el lunes 18 de febrero, que se sumó a una suba del dólar de un cuatro por ciento, hasta los 39,70 pesos que cerró el Banco Nación.

Además, otro factor que toman los especialistas para considerar una posible suba es la inflación que impacta directamente en el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) y se actualiza por trimestre (marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año). Como entre octubre y diciembre el índice de precios minorista fue de un 11,3 por ciento, solo por este dato el litro de nafta deberá costar 0,91 más, en tanto que el gasoil aumentará 0,57.

Con la referencia de los precios actuales de YPF en la ciudad de Buenos Aires, la nafta súper debería subir un 2,4 por ciento, y 1,6 por ciento en gasoil, en tanto, los contratos de compraventa para febrero estuvieron alrededor de los 55 dólares, con lo que el próximo mes, de mantenerse la actual cotización mundial del petróleo, el aumento estaría en torno al 3,5 por ciento.

Según fue consultada una compañía refinadora, se deberían “subir los precios de los combustibles, pero dependerá de lo que haga YPF, que tiene un 60 por ciento del market share”.

“Habrá que ver hasta dónde la demanda puede aguantar. Tal vez, si nos excedemos con un aumento, hay que hacer una corrección a la baja después. Hay que esperar hasta fin de mes para tener certezas de cuánto tienen que actualizarse los precios”, explicaron en una petrolera integrada.

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina (CECHA), Carlos Gold, consideró “inevitable” que el litro de súper llegue a 40 pesos en marzo en Buenos Aires (En Catamarca hace tiempo ya superó los 40 pesos y la más barata cuesta 41,69 pesos). Y coincidió en los factores determinantes que empujan la suba, aunque aclaró que “si se mantienen ambas variables (precio del crudo y del dólar) con los valores actuales, también incidirán en los precios”.

A pesar de la merma de consumo, en 2018 “la facturación total de las estaciones de servicio se incrementó un 52 por ciento en comparación con 2017, con un aumento real, descontando inflación, del 12,9 por ciento”, según lo indicó un estudio de la consultora Economic Trends para Fecac.

Los cuatro motivos:

-Precio del petróleo

Sigue la tendencia al alza del crudo Brent, que el último 5 de febrero costaba 62,70 dólares el barril y ahora está en 66,20 dólares.

-Dólar volátil

El movimiento que hizo la divisa en los últimos días impacta en el precio de los combustibles y empuja los costos de toda la cadena productiva. Arrancó febrero apenas pasando los 38 pesos y el último viernes cerró a 40,21 pesos.

-Inflación e impuestos

El índice de precios del Indec impacta en el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) que se actualiza por trimestre. Entre octubre y diciembre hubo 11,3 por ciento de inflación, solo por este dato el litro de nafta se encarece 0,91 y el gasoil 0,57.

-Liberado

En octubre de 2017, el gobierno liberó los precios del combustible, que hasta entonces se acordaban trimestralmente entre todas las partes del sector petrolero.

Por AIMdigtal